Dibujandiario Semana 12- Líquidos – Y pensamientos

También pueden ver el video en Odysee.

Hay algunas semanas de Dibujandiario a las cuales no estoy seguro de cómo aproximarme. Muchas veces, cuando empiezo a dibujar, voy descubriendo qué proceso voy a seguir conforme voy avanzando.

Con líquidos, por ejemplo, tenía una idea más o menos clara de lo que quería hacer, pero me encontré dudando sobre mi proceso a partir del segundo día.

Primero pensé que quería hacer las cosas un poco más estilizadas, pero conforme empecé a dibujar me dio un poco de pánico y lo único en lo que podía pensar era en que quería que los dibujos de parecieran lo más posible a las imágenes de referencia.

Esta mentalidad culminó con el día 5, que es una mezcla de estilización con el realismo que quería conseguir y dio como resultado una imagen de la que me siento orgulloso. A veces es difícil saber cuándo detenerse con un estudio y cuándo seguir pintando, y creo que con la imagen del día cinco logré detenerme en el momento ideal.

Muchas gracias por estar, y los veré mañana para otro Sábado Variado.

Tab for a Cause y Ecosia: Ayudando desde tu escritorio

Hay dos proyectos en línea de los que soy MUY fan, y que he usado incansablemente los últimos 4 o 5 años.

El primero de ellos es Tab For a Cause.

Esta es una iniciativa en forma de extensión para navegador. Yo la uso en Firefox, pero me parece que también tienen versión para Chrome y Edge.

La forma en que funciona es sencilla: Cada vez que abres una pestaña de tu navegador nueva, te lleva a esta página:

En esta página notarán varios elementos diferentes que llaman la atención. No se veía tan elegante la primera vez que utilicé la extensión esta. En medio, por supuesto, está un reloj digital con la fecha (captura de pantalla tomada la semana pasada).

En la parte inferior hay un anuncio, y en la parte superior derecha hay una cantidad en dólares y un número junto a un corazón.

Cada vez que abres una pestaña nueva, ganas un corazón nuevo y ves un anuncio. Estos anuncios le dan dinero a la organización que hizo Tab For a Cause, Gladly. Lo chingón de este sistema viene ahora:

Cada corazón que adquieres al abrir una pestaña de tu navegador es equivalente a una fracción de un centavo de dólar, pero más importante que eso es un poder de voto. El jueves pasado, por ejemplo, yo tenía 73 corazones. ¿Ven los puntos a la derecha de los corazones?

Esos puntos abren un menú, y entre las opciones de ese menú está “Donate Hearts”, o “Donar corazones”. Si damos click ahí, vemos esta pantalla:

Aquí vemos un listado de caridades que son apoyadas todos los meses por Gladly utilizando el dinero que generan de los anuncios que vemos en las pestañas de nuestro navegador. Uno puede donar los corazones que tiene, en este caso, 73 (o diferentes cantidades) a cualquiera de estas caridades.

Gladly entonces cuenta cuantos corazones obtuvo cada caridad al final del mes y los ennumera de más a menos corazones. Entonces distribuye sus ganancias de todos los meses a todas las caridades dependiendo de cuántos corazones fueron donados por los usuarios.

¿No es eso increíble? Con realizar una actividad que hacemos todos los días (abrir pestañas en Firefox, por ejemplo) y sin abrir nuestra cartera, podemos beneficiar a una cantidad interesante de caridades.

Y si lo que les preocupa es la transparencia, cada cuatro meses publican detalles sobre cómo están utilizando el dinero que generan a partir de los anuncios. Por ejemplo, en el tercer cuatrimestre de 2020, su estado financiero se veía así:

No sé, el sistema me parece brillante, la gente que maneja la organización parece tener un interés genuino en la transparencia y un verdadero interés por ayudar, y como usuario de su extensión no tengo que hacer más que abrir una pestaña y decidir cómo distribuir mis corazones.

Lo recomiendo ampliamente.


Por otro lado está Ecosia.

Ecosia es un buscador que pretende plantar árboles con el dinero generado a partir de anuncios en sus búsquedas. Tiene la ventaja de ser tanto un sitio web (como todos los buscadores) y una extensión que pueden añadir a su navegador para que la búsqueda automática sea por Ecosia. También tienen una aplicación para teléfonos celulares.

Se ve básicamente como Google, pero con menos fanfarria. En la esquina superior derecha está la cantidad de árboles que uno ha plantado como usuario de Ecosia en el navegador actual (creo que necesitan como 5 búsquedas para plantar un árbol o algo así).

Tienen un blog en el que dan noticias ambientales y hablan de sus proyectos de plantación, también tienen un canal de Youtube con actualizaciones sobre sus proyectos, y también comparten sus finanzas con quien quiera verlas. También respetan la privacidad y no andan rastreándote.

Para ver sus proyectos de plantación activos, basta con ir a esta página.

La existencia de proyectos así me llena de emoción y esperanza, y me hace sentir que a pesar de que no puedo hacer mucho, al menos de alguna forma estoy contribuyendo a un cambio y a un movimiento positivo.

Uso ambos proyectos en conjunción y lo he hecho por años, y no ha afectado en nada a mi uso del Internet. Los recomiendo ampliamente.

Saludos y gracias por estar.

僕の日本語の旅行・6。

今週、教科書の練習。

Esta semana, práctica de libro de texto.

Es extraño sentarse a tomar notas.

Nunca estoy del todo seguro de cómo aproximarme al ejercicio de tomar notas para recordar los temas que estudio, sea cual sea su naturaleza, y a lo largo de mis varios años de aprendizaje de cualquier cosa he experimentado con diversos métodos.

He probado copiar literalmente todo lo que veo en un libro.

He probado sólo copiar lo que me parece importante.

He probado, en el caso de lenguajes, escribir el vocabulario y algunas reglas gramaticales.

Pero creo que nada de esto ha dado resultados a largo plazo. La falla puede recaer en que sólo tomo las notas una vez y luego guardo la libreta en un cajón y la dejo juntar polvo, en lugar de retomarla y re-copiar mis apuntes. Tal vez ni siquiera necesito re-copiar mis apuntas, sólo releerlos y con eso asegurar que se graben en mi memoria por más de unos días.

Esta vez, con mi aprendizaje a partir del libro de El Colegio de México, he estado copiando los textos/diálogos al principio de cada lección, alternando esto con las lecciones con mi tutora, y a partir de la lección tres he empezado a copiar algunos de los puntos gramaticales señalados en el libro.

Y ahora estos serán los ejercicios que haré. Hubo unos cuantos puntos de gramática que me interesaron de la lección tres, pero comentaré al respecto en mi próxima entrada, cuando termine de practicar estos conceptos.

¿Cuál es su proceso para tomar notas y aprender? ¿Es efectivo? ¿O andan perdidos, como yo?

Mil gracias de nuevo por estar, y hasta la próxima semana.

PodPiece Temporada 2 Episodio 6

Esta semana estamos discutiendo los capítulos 128 a 132.

Dejamos Little Garden y vamos rumbo a Alabasta! Recuerden tener cuidado con los peces gigantescos que hacen popó del tamaño de islas.
También: Nami tiene gripa, un sujeto intenta comerse al Merry, y llegamos a un reino invernal. No se pierdan el episodio de hoy de PodPiece!

La segunda temporada del podcast está avanzando bastante rápido, y Alabasta es un genial arco que demuestra lo inspirado que estaba Oda cuando lo escribió.

Pero, ¿Para qué me leen hablar de ello? ¡Escuchen el podcast!

En otras noticias, otro usuario de la comunidad en español de One Piece creó un podcast con el mismo título que el nuestro (PodPiece), pero ellos discuten capítulos actuales en lugar de estar leyendo la serie desde cero, como nosotros. Estamos en buenos términos, por supuesto; puro amor en esta comunidad. Vayan a checar el otro PodPiece, con YonkouXala.

Salud.

“El Fantasma y el Poeta”, de Carmen Boullosa – Reseña

El Fantasma y el Poeta” es una colección de cuentos escrito por Carmen Boullosa y publicada por Sexto Piso en 2007 y 2008.

Boullosa es una poeta y novelista mexicana, pero este es el primer libro suyo que leo, impulsado por una necesidad de leer más literatura mexicana, y a partir de una recomendación por parte de un amigo.

Conseguí el libro en mi biblioteca local; es la edición de 2008, la cual cuenta con una introducción de Masoliver Ródenas. Por principio tengo un problema con las introducciones como la que provee en este caso el señor Ródenas, ya que hablan en varios niveles de especificidad sobre el contenido del libro en cuestión. Me hace pensar en una edición que tuve en algún momento de “El Gallo de Oro”, de Juan Rulfo, en el que la mitad del libro era un extenso ensayo que analizaba la historia, y la otra mitad era la historia en sí. Ahora, no hay ningún problema de facto con los análisis y ensayos por sí solos, tanto en el caso de “El Gallo de Oro” como en el caso de este libro de Boullosa; mi problema radica con su posición en el libro. ¿Por qué colocar esto antes del libro en sí? Sólo termina por arruinar sorpresas o sesgar análisis a los que el lector podría haber llegado por su cuenta.

Soy de la opinión de colocar esta clase de contenido al final del libro. En el caso de “El Fantasma y el Poeta”, me brinqué la introducción de Ródenas por completo.

Los cuentos son de temática y longitudes variadas. En general me gustaron todos, pero muy pocos me resultaron memorables: “Cuento de nunca”, “Insomnio y fuga”, “El Fantasma y el Poeta” y “La Sagrada y otras” son los que más disfruté y cuyo contenido me pareció mejor realizado.

Algo que me pareció muy interesante es que todos los cuentos en esta colección están contados en primera persona, y creo que esto afectó un poco mi lectura, ya que en lugar de considerar cada historia como una entidad separada, terminé ligando todas las narrativas en mi cabeza como parte de un todo. Esto tiene que ver también con la personalidad de quien narra los cuentos, ya que prevalece esta actitud sarcástica y con lenguaje sumamente casual, como platicado. Sin embargo, también puede ser que al no darme pausa entre cuentos haya creado en mi cabeza una entidad que ha vivido todas las historias y que ahora me las dice a mí.

Otra cosa que noté es que el estilo de los cuentos tiene cierta calidad ensayística, varios de ellos contando historias sobre personas y sucesos reales o históricos pero a modo de cuento, algo que me pareció interesante y nuevo. Los cuentos ensayísticos de Boullosa se enfocan en más de una ocasión en Rubén Darío, poeta nicaragüense, y un viaje que realizó a Nueva York, y si bien no estoy del todo familiarizado con el trabajo de Darío en sí, me queda claro que éste (o la personalidad misma de este autor) tuvo una influencia bastante poderosa sobre Boullosa. Tengo curiosidad del por qué de esta insistencia con Darío.

Por último, los cuentos de este libro tienen esa cadencia natural del cuento latinoamericano; mantienen un balance entre el realismo-mágico y el lenguaje casual y vivaracho; y añadiendo ese tercer elemento del ensayo contado por un narrador ficticio, crean una lectura bastante amena.

A pesar de que “El Fantasma y el Poeta” tiene aportes interesantes y excelentes momentos, no me atrapó por completo; y en ocasiones el factor ensayístico de los cuentos me pareció algo cansado. Dicho esto, me pareció una buena forma de adentrarme en la obra literaria de Carmen Boullosa, quien tiene una extensa bibliografía que abarca poesía, obras de teatro, novelas, cuentos y ensayos y que comienza en la década de los 70’s.Tengo la intención de leer más de su trabajo, quizás enfocarme en sus novelas y ensayos antes de volver a sus cuentos.