Marcela Serrano – “Dulce Enemiga Mía”. Reseña.

Dulce enemiga mía / Marcela Serrano | Cool | Pinterest

Dulce Enemiga mía” es una colección de cuentos escrita por Marcela Serrano y publicada por Alfaguara en 2013.

Disfruté mucho de los 20 cuentos de este breve volumen, el cuál llegó a mí, de nuevo, gracias a la recomendación de un amigo. La autora es de Chile, y algunos de sus cuentos que pasan en México se sienten ligeramente menos auténticos que los demás, pero nada que me molestara realmente.

Me gusta que a pesar de que el título de la colección se refiere a uno de los cuentos cuya protagonista es Dulcinea del Toboso, en cierta manera hace alusión a las temáticas de todos los cuentos del libro, 18 de los cuales tienen por protagonistas a mujeres que, para bien o para mal, son sus propias peores enemigas.

Se me hizo curioso que los dos cuentos en los que el protagonista es un varón, “El testigo” y “2 de Julio”, en ellos éste toma la forma de un perro o de un sujeto que es incapaz de controlar su lujuria. No creo que sea un comentario hacia los hombres, aunque vale la pena mencionar que varios de los hombres en los demás cuentos son de varias tonalidades de maldito. Son mujeriegos, violadores, emocionalmente distantes, abusivos… Creo que esto es un comentario más dirigido a la masculinidad tóxica prevalente en latinoamérica que al “hombre” como género.

De la misma maner, muchas de las protagonistas son sumisas, permisivas, abnegadas madres o esposas que rara vez se permiten un deje o un asomo de individualidad, y cuando se escapan del yugo de las expectativas familiares o sociales es cuando se convierten en héroes o villanas. Pero lo hacen con acciones que cargan inmenso significado personal.

Creo que en general los cuentos de Serrano retratan adecuadamente pensamientos y actitudes muy prevalentes en la sociedad latinoamericana; pensamientos y actitudes que urge que cambien.

Obvio estos comentarios son interpretaciones mías y no reflejan necesariamente las intenciones de la autora. Los cuentos, sin embargo, se prestan a estas lecturas.

Mis cuentos favoritos fueron “Damascos y Calabazas”, “Cerco eléctrico”, “Hembras (Un divertimento)”, “El Robo”, “En Bosnia”, “El balneario”, “El Hombre del Valle”, “El testigo”, “El consuelo”, pero todos y cada uno fueron ejecutados con una calidad narrativa laudable.

Marcena Serrano es de aquellos autores que me gusta leer; es auténtica, con esa textura latinoamericana en su prosa que se siente en la piel, que entretiene e inspira, que es real e imaginativa. Estoy ansioso por leer más de su trabajo.

La autora en Alfaguara

R.M. Greenaway – “Cold Girl”. Reseña.

Cold Girl | Dundurn Press

Cold Girl” es una novela de crimen y detectives escrita por R.M.Greenaway y publicada por Dundurn Press en 2016.

Greenaway es una escritora canadiense que ganó en 2014 el premio “Arthur Ellis Unhanged” por esta novela, y los últimos años se ha dedicado a desarrollar la serie cuya primera entrega es también esta novela. A la fecha hay tres libros más en la serie, “Undertow”, “Flights and Falls”, “Creep” y “River of Lies”.

En 2018 me regalaron una colección de relatos titulado “Vancouver Noir”, editado por Sam Wiebe (su libro, “Invisible Dead“, es bastante entretenido, aunque muy cliché) y que contiene una variedad de historias escritas por autores de British Columbia y que tienen como trasfondo la ciudad de Vancouver y sus alrededores. La última historia en este libro es “The Threshold”, de R.M. Greenaway. Esta historia es algo decepcionante, ya que no tiene una resolución o una dirección concreta. Esto se debe más, creo, al límite de palabras y páginas que tiene por regla un relato corto, que a un error por parte de la autora. La historia habla sobre un fotñografo que encuentra un cadáver en el río, y en lugar de reportarlo a la policía decide tomar una fotografía del mismo, con la intención de que sea la pieza culminante en un libro que está haciendo. Sin embargo, mientras espera a que el sol se levante en el cielo para tener la luz perfecta para su fotografía, se percata de que el cadáver no es tal aún, y esta víctima sigue viva. Para cuando llama a la policía, después de tomar su foto, esta persona, que resulta haber sido un policía, ha fallecido, y lo que sigue es una interrogación por parte del departamento de policía de Vanocuver. Una vez que el fotógrafo se va, se implica que tal vez el fotógrafo tuvo algo que ver con el asesinato, y que irán a investigar más a fondo… y ahí termina.

Quería saber más. Los puntos claves de la historia me estaban agradando mucho, y al no tener resolución me sentí muy frustrado. Pero al mismo tiempo con mucha curiosidad con respecto al trabajo de esta autora.

Así que encontré su primera novela, “Cold Girl”, en mi biblioteca local y comencé a leer.

El caso es comentado desde el principio, desde luego: chica cantante de pueblo pequeño en British Columbia desaparece después de tener una pelea con su novio/baterista, su camioneta está en una montaña y no hay rastro de ella. Entonces se nos introduce a la variedad de policías que van a encargarse del caso, entre ellos los dos protagonistas: Leith, seguro de sí mismo pero con ganas de salir adelante en la vida, y Dion, excelente policía y detective que sufrió un accidente que lo afectó mentalmente y ahora tiene problemas para concentrarse y recordar cosas, por más sencillas que sean.

Después nos presentan a una variedad de sospechosos y la investigación comienza.

Greenaway se toma un tiempo muy largo en establecer las diferentes perspectivas de los protagonistas, así como en explicarnos todos los ires y venires de los sospechosos y la gente del pueblo. Sentí que se tomó muchísimo tiempo en esta etapa, pero tiene un no sé qué que hizo de su lectura algo bastante ameno.

No solo eso: el hecho de que se tomara tanto tiempo en establecer todo lo que quiso, nos presenta también con la posibilidad de twists más jugosos más adelante, así como de una trama aledaña bastante rica que parece indicar el desenlace de la historia principal, pero no lo es.

Por otro lado, no me agrada leer más novelas de crimen en las que la víctima es una mujer secuestrada o asesinada o violentada por un hombre. Refuerza ciertos estereotipos misóginos, unos que frecuentemente representan a la mujer como frágil y como “algo” de lo que se puede disponer. No me pareció que la novela en cuestión fuera poco cuidadosa con la temática, pero que las víctimas siempre sean mujeres (en varias ocasiones, brutalmente violentadas) normaliza la concepción de “esto es algo que pasa, qué le vamos a hacer”, en lugar de aportar diversas perspectivas con respecto al tema, o diversas avenidas y enfoques para los misterios.

Definitivamente tener a una autora (sobre todo a una autora que escribe tan bien como Greenaway) mejora un poco la situación, pero la mujer violentada es un cliché en este tipo de novelas que estoy listo para que pase de moda.

A pesar de que los dos protagonistas son hombres, hay varios personajes femeninos con muchísima agencia y autoridad, lo cual es muy apreciado, sobre todo en este género.

En general me pareció una muy buena novela thriller. Tengo muchas ganas de leer más de esta serie y de esta autora. Por cierto, si van a leerla, tengan en mente el título del libro. Es sumamente relevante.

Gracias por estar.

Sitio de RM GreenawaySitio de la autora en Dudurn Press
La autora en TwitterLa autora en Instagram

“El Fantasma y el Poeta”, de Carmen Boullosa – Reseña

El Fantasma y el Poeta” es una colección de cuentos escrito por Carmen Boullosa y publicada por Sexto Piso en 2007 y 2008.

Boullosa es una poeta y novelista mexicana, pero este es el primer libro suyo que leo, impulsado por una necesidad de leer más literatura mexicana, y a partir de una recomendación por parte de un amigo.

Conseguí el libro en mi biblioteca local; es la edición de 2008, la cual cuenta con una introducción de Masoliver Ródenas. Por principio tengo un problema con las introducciones como la que provee en este caso el señor Ródenas, ya que hablan en varios niveles de especificidad sobre el contenido del libro en cuestión. Me hace pensar en una edición que tuve en algún momento de “El Gallo de Oro”, de Juan Rulfo, en el que la mitad del libro era un extenso ensayo que analizaba la historia, y la otra mitad era la historia en sí. Ahora, no hay ningún problema de facto con los análisis y ensayos por sí solos, tanto en el caso de “El Gallo de Oro” como en el caso de este libro de Boullosa; mi problema radica con su posición en el libro. ¿Por qué colocar esto antes del libro en sí? Sólo termina por arruinar sorpresas o sesgar análisis a los que el lector podría haber llegado por su cuenta.

Soy de la opinión de colocar esta clase de contenido al final del libro. En el caso de “El Fantasma y el Poeta”, me brinqué la introducción de Ródenas por completo.

Los cuentos son de temática y longitudes variadas. En general me gustaron todos, pero muy pocos me resultaron memorables: “Cuento de nunca”, “Insomnio y fuga”, “El Fantasma y el Poeta” y “La Sagrada y otras” son los que más disfruté y cuyo contenido me pareció mejor realizado.

Algo que me pareció muy interesante es que todos los cuentos en esta colección están contados en primera persona, y creo que esto afectó un poco mi lectura, ya que en lugar de considerar cada historia como una entidad separada, terminé ligando todas las narrativas en mi cabeza como parte de un todo. Esto tiene que ver también con la personalidad de quien narra los cuentos, ya que prevalece esta actitud sarcástica y con lenguaje sumamente casual, como platicado. Sin embargo, también puede ser que al no darme pausa entre cuentos haya creado en mi cabeza una entidad que ha vivido todas las historias y que ahora me las dice a mí.

Otra cosa que noté es que el estilo de los cuentos tiene cierta calidad ensayística, varios de ellos contando historias sobre personas y sucesos reales o históricos pero a modo de cuento, algo que me pareció interesante y nuevo. Los cuentos ensayísticos de Boullosa se enfocan en más de una ocasión en Rubén Darío, poeta nicaragüense, y un viaje que realizó a Nueva York, y si bien no estoy del todo familiarizado con el trabajo de Darío en sí, me queda claro que éste (o la personalidad misma de este autor) tuvo una influencia bastante poderosa sobre Boullosa. Tengo curiosidad del por qué de esta insistencia con Darío.

Por último, los cuentos de este libro tienen esa cadencia natural del cuento latinoamericano; mantienen un balance entre el realismo-mágico y el lenguaje casual y vivaracho; y añadiendo ese tercer elemento del ensayo contado por un narrador ficticio, crean una lectura bastante amena.

A pesar de que “El Fantasma y el Poeta” tiene aportes interesantes y excelentes momentos, no me atrapó por completo; y en ocasiones el factor ensayístico de los cuentos me pareció algo cansado. Dicho esto, me pareció una buena forma de adentrarme en la obra literaria de Carmen Boullosa, quien tiene una extensa bibliografía que abarca poesía, obras de teatro, novelas, cuentos y ensayos y que comienza en la década de los 70’s.Tengo la intención de leer más de su trabajo, quizás enfocarme en sus novelas y ensayos antes de volver a sus cuentos.

Julio Cortázar – Divertimento / El Examen / Diario de Andrés Fava / Los Premios (Reseñas)

Me encontré este volúmen mientras buscaba Rayuela, en su edición en inglés, para regalárselo a mi novia. Me pareció una buena manera de seguir mi intención de leer la bibliografía entera de Cortázar, y ahora de sus años mozos sólo me hace falta Los Reyes (1949).

Este compilado me pareció excelente, y tendré que darle una segunda leída en el futuro. Por el momento les dejo mis impresiones de cada libro contenido en este volumen, por separado.

Divertimento
Escrita en 1949, esta novela habla sobre un grupo de amigos que se juntan a discutir arte y literatura y a compartir sus creaciones en estos ámbitos. El protagonista, conocido únicamente como Insecto, es también el narrador de la historia, quiere escribir poesía para impresionar a sus amigos del “Vive como Puedas”.

Es una novelita de alrededor de cien páginas, algo confusa, con un gran número de palabras rimbombantes y extensas discusiones sobre autores, músicos y pintores que el propio Cortázar admiraba (o no). Hay también un elemento sobrenatural, con espíritus y médiums, que en mi opinión es lo que le da un mayor encanto a la historia.

A pesar de ser la primera novela de Cortázar, me sorprendió darme cuenta de que estaba mejor escrita que varios de sus primeros cuentos, publicados en La otra Orilla (1937-1945, impreso en 1994). Hasta pareciera ser que los cuentos fueron un ensayo para llegar a esta primera novela. A pesar de esto, la trama del cuento se volvía poco interesante en muchas ocasiones, y eran pocos los capítulos que realmente llamaban mi atención o lograban atraparme. No es, creo yo, un mal libro, sólo que se extiende mucho en descripciones y discusiones sobre arte y literatura, y si el lector no está familiarizado con los temas, es un poco difícil seguirle la corriente. Un poco pomposo, en ese aspecto, pero entendible de un escritor novel como era en ese entonces Cortázar.

Este libro fue finalmente publicado en 1986, dos años después de su muerte. Como la mayoría de sus historias largas, precede temáticamente a Rayuela.

Calificación: 3/5
¿Comprar?

El Examen
Esta es una novela (bastante larga) que se centra alrededor de un grupo de amigos, similar a Divertimento, y que fue escrita en 1950. No hay un único protagonista, y los puntos de vista de cada personaje intervienen en la historia en todo momento.

Como yo lo entiendo, hay dos versiones de por qué esta novela no vio la luz sino hasta 1986. La primera, de la sinópsis de esta edición, es que fue un manuscrito rechazado por el sector editorial. La segunda, tomada de una entrevista que Cortázar hizo con el programa “A Fondo” en 1977, es que fue una novela pensada sólo para compartir con amigos, cosa que también dice el prefacio al libro en esta misma edición. Es curioso porque en ese mismo prefacio, escrito por Cortázar, habla de publicar por su cuenta esta novela, mientras que parece haber sido publicada realmente hasta dos años después de su muerte.

Lo primero que sale a relucir en esta novela es el estilo narrativo, basado casi de manera total alrededor del diálogo de los personajes, y a partir del cual el lector debe inferir lo que está pasando a su alrededor. No es una tarea sencilla, y por lo mismo no es una novela fácil de leer. Varias de las frases y párrafos, por lo general escritos de manera introspectiva o desde el punto de vista de alguno de los personajes, se cortan o alargan de manera abrupta, asemejándose más a la forma hablada del lenguaje.

Esto último es una propuesta interesantísima, aunque me parece que debido a los temas que los personajes abordan (de nuevo, como en Divertimento, un énfasis en literatura, poesía, y arte en general), se vuelve muy cansado leerlo. Tan cansado, de hecho, que es muy difícil estar al pendiente tanto de lo que los personajes están sintiendo como de lo que sucede a su alrededor.

En su prefacio, Cortázar menciona que decidió publicar el libro porque lo que sucede en la novela sucedió en realidad en Argentina en los años siguientes, en 1952 y 53. 1952 corresponde a la segunda presidencia de Juan Domingo Perón, durante la cual el gobierno comenzó a encarcelar a sus opositores, censuró a los medios que estaban en contra suya e impuso el libro autobiográfico de su esposa como lectura reglamentaria en las secundarias (chale), además de otras cosas de carácter autoritario. En 1953 hubo un atentado terrorista en la Plaza de Mayo, frente a la Casa de Gobierno, en el que hubo 6 muertos y 90 heridos.

Me imagino que es a estos eventos a los que Cortázar se refiere en su prefacio, y al eventual golpe de estado que terminó por derrocar a Perón. En el libro, varios soldados toman control de las universidades y de la ciudad, y una niebla cae sobre la misma, que impide que las cosas puedan ser vistas adecuadamente (una referencia, me parece, al Peronismo en sí).

Así que sí, en cierta manera, El Examen predijo el ambiente político argentino de los años siguientes.

Por otro lado, los personajes del libro son una versión evolucionada del Insecto y los demás en Divertimento. Juan, Clara, Andrés, Stella, el Cronista y Abel, todos atorados juntos en la niebla y en el futuro examen durante dos días completos, en los que el ambiente social y político en Buenos Aires se salen por completo de control. El triángulo amoroso (si puede llamársele así), desgraciadamente, me pareció poco interesante y falto de sustento. pero hay varias escenas rescatables en el libro, principalmente la pelea en el baño del teatro, o el recorrido de los protagonistas por la Plaza de Mayo.

En general no me pareció una mala lectura, sólo innecesariamente larga y difícil de leer, especialmente por ese afán del jóven Cortázar de hacer a sus personajes discutir literatura con un alto grado de snobbismo.

Calificación: 3.3/5
¿Comprar?

Diario de Andrés Fava
Esta “Novela” breve es en realidad un capítulo suelto de la novela anterior, El Examen, y fue publicada por su cuenta hasta 1995. Al empezar a leerla, y en realidad al terminar la anterior, me asaltó la duda sobre si este personaje, Andrés fava, era en realidad una ficcionalización de Julio Cortázar.

No era difícil considerar esta opción, teniendo en cuenta que el libro son las opiniones y críticas literarias y artísticas del titular Andrés Fava. El diario es mencionado al principio de El Examen, pero en realidad parecen ser más notas sueltas del mismo Cortázar, con una que otra referencia a los demás personajes del otro libro.

Descubrí que, en efecto, Fava era Cortázar, cuando habla en un capítulo sobre un cuento que nunca escribió y que siempre quiso escribir, y que es en realidad Continuidad de los Parques, presente en el libro de cuentos Final del Juego (1956).

En realidad no veo ninguna razón para que este libro sea vendido por separado, y creo que en esta edición, acompañado de Divertimento, El Examen y Los Premios es la mejor manera de leerlo.

Calificación: 2.5/5
¿Comprar?

Los Premios
– Esta es la primera novela publicada por Cortázar, en 1960. Dentro del libro en cuestión, es la novela que más cae dentro de la descripción de una novela “convencional”. Habla sobre un grupo de personas que gana una misteriosa rifa, cuyo premio es un viaje en crucero por tres meses, con rumbo desconocido.

Creo que este es uno de los ejemplos más claros de la historia siendo dictada por los personajes que he jamás he leído, lo cuál no resta de ninguna manera el valor literario de la novela. No hay un personaje principal específico, pero es claro desde el inicio la predilección del autor hacia lo que López, Medrano, Claudia, Persio, Felipe y el Pelusa tienen que decir. Los viejos son relegados a un papel de aburridos, respetuosos de las reglas, juiciosos y convenencieros, mientras que los jóvenes son más aventureros y por ende toman el papel principal en la trama.

A grandes rasgos, y al final, es una novela frustrante por su final “abierto”, pero al mismo tiempo su estructura y la forma en que las cosas se van dando es realmente fascinante. Difícil creer que todo suceda en tres días, y en cierto sentido peca un poco de lo mismo de lo que pecan películas como West Side Story (1961), con fuertes emociones y tramas sucediendo a una velocidad poco factible. Pero, ¿quién soy yo , realmente, para adivinar la velocidad a la que las cosas deberían suceder en esta historia?

Parece que lo que Cortázar pretendía hacer con la variedad de personajes y con sus distintos trasfondos era hacer una pequeña Argentina de los habitantes del Malcolm, crucero peligroso y sin rumbo, con lípidos y glúcidos, e incluso con la siempre presente (aunque no siempre visible) influencia de the man, el sistema, la policía, las leyes.

Partiendo de la temática similar de la represión del pueblo por parte del gobierno, la cuál dio origen a El Examen, por ejemplo, no es difícil imaginarse este escenario, aunado también a una intención de desglosar e inspeccionar las interaccións de estos personajes, cada uno representando un sector diferente de la sociedad argentina.

Etso hace realmente al libro una novela interesante, y a pesar de lo frustrante que es la trama “no concluída”, los ires y venires de los personajes y sus situaciones me parecieron excelente. Eso sí, los debrayes de Persio en itálicas me cansaron, pero eso tiene más que ver conmigo que con el libro.

Calificación: 3.6/5
¿Comprar?

 

Calificación de la compilación: 3.5/5
Editorial: DEBOLS!LLO
¿Comprar?

Julio Cortázar – Cuentos Completos 1 (Reseña)

La edición que tengo de esta recopilación de cuentos de Julio Cortázar es la publicada por Punto de Lectura en 2011.

Esta edición en particular me parece que tiene una gran ventaja y una gran desventaja; la gran ventaja de esta edición es que contiene, en primer lugar, los “primeros” cuentos de Cortázar, escritos entre 1937 y 1945, pero que fueron publicados hasta 1994, años después de la muerte del autor. Es excelente que, como lectores, tengamos acceso a los primeros pasos de Cortázar en el mundo literario.

La gran desventaja de este libro es que, por alguna razón, los editores tuvieron la brillante idea de colocar Final del Juego (1956) después de Las Armas Secretas (1959), de esta manera alterando el orden en que los cuentos fueron escritos. En mi primera lectura no me percaté conscientemente de la diferencia entre los textos de Final del Juego y Las Armas Secretas, pero en mi segunda lectura la diferencia fue mucho más notable.

Leí por primera vez este volumen en 2013, y sus efectos en mí fueron bastante fuertes: algo tiene la prosa de Cortázar que es sumamente inspiradora. Creo que es tal vez esa capacidad que tiene de hacer cuentos sobre casi cualquier cosa, no detenerse a pensar al respecto y seguir adelante. Cada cuento es un juego diferente del cual el lector forma una parte íntegra, y ser aceptado, incluido en ese juego es una experiencia refrescante.

Este compilado incluye 4 libros de cuentos: La otra Orilla (escrito 1946/ publicado 1994), Bestiario (1951), Las Armas Secretas y Final del Juego.

La otra Orilla me parece que es una lectura importante no por la calidad de sus cuentos, sino por lo inacabados que se sienten. Leer este primer compilado de cuentos es ver a un Cortázar joven como persona y como escritor, tomando los trabajos de los autores que más lo influenciaron (como Edgar Allan Poe) y trabajando a partir de ahí en busca de un estilo propio.  Es una lectura particularmente importante, creo yo, para la gente que quiere dedicarse a escribir. Es una lección de vida ver los primeros pasos de gigantes literarios como Cortázar y darse cuenta de que también él empezó sin tener una idea muy clara de cómo darle vida a sus relatos.

Con esto no quiero decir que los relatos en este primer libro sean malos, de ninguna manera. Llaman la atención sobre todo Las manos que crecen y Bruja, en los que empieza a notarse ya la voz personal de Cortázar, emergiendo de entre sus homenajes e inspiraciones. Es interesante ver la gran búsqueda que Cortázar realizó para hallar su estilo, a través de una gran variedad de géneros y a lo largo de varios años.

Bestiario es un paso agigantado después de La otra Orilla. Es el primer libro oficialmente publicado por Cortázar, en 1951, y tiene algunos de los cuentos que a la fecha siguen siendo considerados clásicos dentro de su bibliografía. Casa tomada, que ha sido interpretada como una alegoría anti Peronista o como una representación de no querer salir del útero materno, abre el libro y los cuentos a partir de ahí no paran de sorprender. Cefálea me hizo preguntarme si las mancuspias realmente existían, y Bestiario mezcla el elemento surrealista del tigre en el hogar con la venganza en contra del abuso familiar (¿cuál es el tigre?).

Eso, y Carta a una señorita en París me dio una risa alocada al pensar en vomitar conejitos.

El abanico de temas en Bestiario es grande, y no es sorprendente que haya colocado a Cortázar como uno de los autores más prometedores de su generación.

Final del Juego debería haber sido puesto antes de Las Armas Secretas en esta edición, debido tanto a haber sido publicado antes (1956) como a su complejidad literaria. En estos últimos términos, Final del Juego se divide en dos mitades, aquella que se asemeja más a Bestiario y la otra que ya da indicios de lo que sería Las Armas Secretas.

El juego de infinita inmersión en Continuidad de los Parques, el ridículo suicidio accidental de No se culpe a nadie, y el surrealismo de El Río, dan inicio al libro y dan señas ya de un autor que comienza a conocerse y a saber cómo estructurar los cuentos para dar el mensaje y la historia que quiere. El Ídolo de las Cícladas y La noche boca arriba tienen esa naturaleza mágico fantástica de la literatura latinoamericana y que mezcla elementos muy de nuestros antepasados. Por otro lado, Torito (que es casi molesto de leer) y Final del Juego son un preludio estilístico a otros cuentos del autor, como El perseguidor, e incluso a su novela más famosa, Rayuela.

Las Armas Secretas es una belleza, y como sucedió con la evolución entre La otra Orilla y Bestiario, es un paso agigantado en estilo y redacción después de Final del Juego. A estas alturas uno se percata de que los juegos en la literatura de Cortázar (y que en general la literatura iberoamericana) tienen un aire triste y de tragedia que es muy difícil eludir.

Cartas de Mamá, Las armas secretas y sobre todo El Perseguidor son cuentos dramáticos en los que los tiempos, la realidad y la fantasía se superponen, una cualidad clave en la literatura cortazariana. Los buenos servicios, por otro lado, no comparte más que el drama (es gracioso y trágico a la vez), pero es el cuento menos surreal de los que hay en este volumen. Las armas secretas es ansioso y difícil de leer, con todos sus puntos llegando a un mismo sitio al final; El Perseguidor es una maravilla, y contiene en una de sus páginas una de las descripciones más sinceras y punzantes de lo que significa ser artista. Cartas de mamá es la culpa hecha cuento.

Hay algunos aspectos en estos primeros libros de Cortázar que no han envejecido bien, como el sexismo y el racismo de los 40’s-60’s, tan comunes en la cultura latinoamericana. No son elementos prevalentes en sus cuentos, por suerte, pero hay indicios de ellos (a veces explícitos y a veces no) en varios párrafos. No me parece que sea justo juzgar estas cosas con la mentalidad que tenemos hoy en día, y en definitiva no le restan absolutamente nada de valor a estos cuentos. Sólo hay que tener en cuenta la época en que fueron escritos y darse cuenta de que no son la raíz de sus narrativas.

En lo personal sigo encontrando estos cuentos sumamente inspiradores y maravillosos, y recomiendo leer a Cortázar, como dice Vargas Llosa, siempre.

Calificación: 4.3/5
Editorial: Punto de Lectura, Santillana
¿Comprar?