Hiromu Arakawa. “Silver Spoon Vol. 10”. Reseña.

A grandes rasgos

Me gusta mucho que la editorial es esforzó en publicar la ilustración a color al principio del volumen. No me había tocado ver que se publicaran portadas a color en manga en blanco y negro.

También me encanta que al final del volumen hay recetas de cocina basadas en los platillos de Ooezo que hemos visto hasta ahora. Es un libro que da, y da, y da. Sobre todo porque la comida en la multimedia japonesa siempre se ve absolutamente deliciosa. Así que, gracias, Hiromu Arakawa y YenPress.

Ahora, con respecto a la historia. En términos generales me gustó; creo que ya que están bien adentrados en el invierno las cosas se ponen interesantes, sobre todo porque vemos a un personaje al que no habíamos visto en un buen rato, y parece que las relaciones interpersonales de los personajes principales van creciendo. También conocemos a un personaje nuevo.

Pero hay dos cosas que me están molestando: Ookawa y las bromas sutilmente sexistas de las que Nishikawa es partícipe. Ookawa entiendo que esa es su función en la historia, pero las bromas sexistas siento que no tienen cabida en el manga, que es bastante gracioso sin esa clase de humor.

Pero en general, sí, la historia sigue siendo buena, y sigo queriendo saber qué pasa con Yuugo y compañía.

Los detalles.

Mostrar spoilers

Ookawa es un nefasto envidioso y me cae cada vez peor. Es gracioso cómo cae de la gracia del lector y de los personajes del manga más o menos al mismo tiempo. Lo peor es que es un sujeto totalmente capaz de muchas cosas; sólo que quiere que todo sea fácil y prefiere no comprometerse. Me pregunto cuál será la función que Arakawa tiene planeada para el personaje.

Está padre que ya hicieron salchichas y tocino con el puerco que compraron, y ver el proceso de aprendizaje es muy interesante. Más interesante para mí es que la nueva percepción de Yuugo con respecto al dinero y a tener seguridad afecta a cómo se aproxima a estas situaciones, y de una forma u otra parece que está empezando un negocio relacionado con la carne. Creo que es chido que los estudiantes tengan esta experiencia con respecto al dinero y a manejar un negocio. Habría sido bueno en la formación de muchas personas, yo incluído, aprender este tipo de cosas en la escuela.

Me agradó también ver a Komaba de nuevo, y verlo además con renovados ímpetus en lugar de resignado y derrotado. Supongo que la actitud de Yuugo ha ayudado.

Y conocer a la esposa de Shingo finalmente. Quién lo diría. La reacción del papá no podría haber sido diferente; pensé que nada lo movía, pero estábamos errados.

No tengo mucho más que añadir al respecto; ya mencioné que los comentarios sexistas por lo bajo me incomodan (sobre todo cuando se refiere a muchachas adolescentes) y por el momento no veo el punto de hacer más hincapié al respecto, aunque sí creo que hacen un poco menos una gran serie.

Vol. 10 en YenPress

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.