Hiromu Arakawa. “Silver Spoon Vol. 2” – Reseña

A grandes rasgos…

El volumen 2 de Silver Spoon de Hiromu Arakawa continúa los primeros meses de Yuugo Hachiken en la preparatoria agricultural Ooezo. La forma en que la historia parece estar estructurada es por estaciones, y es en este volumen en que vemos la transición de primavera a verano.

En este libro pasa gran parte de mis momentos favoritos del manga. Vale la pena mencionar que lo que sucede acá ya lo había leído en línea cuando usaba los scanlations, en 2012 y 2013, así que leer esto fue un grato recordatorio de por qué me gusta tanto la serie.

Varias amistades se ven profundizadas, personajes cuya superficie sólo alcanzamos a rasguñar en el volumen pasado empiezan a tomar un protagonismo mayor y Hachiken empieza a sentirse (aunque no quiere o no puede reconocerlo) parte de algo.

El volumen 2 de Silver Spoon de Hiromu Arakawa es tan bueno, si no mejor, que el primero.

Los detalles.

Mostrar spoilers

En definitiva uno de mis momentos favoritos de la primera “temporada” de Silver Spoon es el final de la primavera, con la fiesta de pizza organizada por Hachiken. Es esta fiesta lo que en primera instancia lo hace sentirse que pertenece a este ambiente en el que se ha sentido tan fuera de lugar por meses, y es muy padre verlo encajar con sus compañeros.

No es el único momento interesante en este volumen, por supuesto. Tenemos el dilema con el marranito al que Hachiken le puso nombre, Pork Bowl, y que tendrá que ser llevado al matadero en sólo tres meses.

Este volumen profundiza un poco más en la temática de reconocer y apreciar de dónde viene la comida que consumimos, un tema con el que Arakawa jugó un poco en el primer volumen al mostrarle a Hachiken que los huevos pueden ser deliciosos a pesar de venir del ano de una gallina. En los capítulos que este libro comprende lo vemos lidiar tanto con Pork Bowl como con un cervatillo al cual debe destasar.

Creo que habría sido interesante si la historia hubiera tomado un rumbo diferente, por ejemplo si Hachiken hubiera decidido que comer carne no era lo suyo después de ver el trato a los animales o de dónde viene la comida. Desde una perspectiva cultural entiendo que eso sea difícil: hasta donde sé no hay muchos veganos en Japón (pero me he equivocado antes). Pero no sé, habría dado una textura y una dirección diferente al viaje de Hachiken.

En cambio su experiencia se resume en “Sí, es extraño y saca de onda de dónde viene la comida, pero sigue siendo deliciosa”, el cual es un argumento bastante usado como excusa para no comer menos carne o de plano pasar a un estilo de vida vegetariano o vegano. Lo digo porque yo usé mucho esa excusa, pero eventualmente he dejado de consumir tanta carne como antes (en lugar de diario, por ejemplo, ahora pasan varios meses entre unas carnitas y una barbacoa, por ejemplo).

No estoy diciendo que me gustaría que los personajes se acomodaran a una dieta o estilo de vida diferente, sólo que me parece una oportunidad perdida no haber experimentado un poco por ahí. Y como dije antes, desde un punto de vista cultural lo veo difícil.

Por otro lado, lo que su viaje alimenticio sí tiene es mucho detalle con respecto a tener que enfrentarse a saber de cabo a rabo de dónde viene su comida, y eso es algo muy difícil. Desde cultivar legumbres hasta convertir en tacos a un animal de granja.

Otros personajes son profundizados también en este volumen.

Komaba y Mikage son explorados de manera superficial: sabemos un poco más de sus aspiraciones, pasiones, historias y relaciones. Su interacción con Hachiken (que de alguna manera y a pesar de su poca confianza en sí mismo es un idealista) los saca de su zona de comfort y los obliga a reconocer cosas en otros y en sí mismos, y ellos hacen lo mismo por Hachiken. Sentando las bases de una buena amistad, parece.

Además toda la relación con los caballos y la experiencia de Hachiken aprendiendo de equitación: Excelente.

Muy recomendable este segundo volumen y la historia de SilverSpoon hasta ahora.

Volumen 2 de SilverSpoon en Yen Press

Hiromu Arakawa. “Silver Spoon Vol.1” – Reseña.

Silver Spoon” es un manga escrito e ilustrado por la mangaka Hiromu Arakawa, y publicado en japonés en 2011. Su edición en inglés corre a cargo de YenPress, y fue publicado en este idioma por primera vez en 2018. La traducción es de Amanda Haley.

La primera vez que leí Silver Spoon fue en 2010 o 2009. Acababa de terminar la otra obra prominente de Arakawa, “Fullmetal Alchemist“, un manga de acción y aventura con un sistema mágico increíblemente bien desarrollado, buenísimos twists y harto peso emocional.

En ese entonces era un pequeñín y no podía comprar mis propios libros porque no tenía solvencia económica, así que leía manga a través de sitios como mangafox en los que fans escaneaban cada capítulo y lo traducían, las famosas scanlations.

Me enteré que Arakawa iba a comenzar un nuevo manga y salté a leerlo, esperando otra épica historia de aventuras y acción como FMA, y me topé con este manga que trata sobre un muchacho que va a una escuela agricultural en Japón.

Muchos otros fans estaban confundidos, pero la temática tenía sentido, teniendo en cuenta que la familia de Arakawa tenía una granja cuando era chica. Pero algunas personas estaban algo preocupadas. Arakawa era mejor conocida por su trabajo con manga de acción; ¿Cómo sería su trabajo en un género diametralmente opuesto como lo es slice of life (¿cuál sería una buena traducción? ¿”La vida misma”?)”.

La respuesta es evidente después de un par de capítulos: Silver Spoon está excelentemente escrito y mantiene mucho del humor por el que Arakawa es famosa, además de que la historia se mueve bastante fluida (al menos durante el primer volumen.

Esta es la primera vez (en este blog) en que reseño una serie de libros/cómics, y voy a experimentar con el formato que le voy a dar empezando con esta reseña.

En general he intentado no hablar demasiado sobre la trama de los libros que reseño para no arruinar (o spoilear) a lectores potenciales, pero al reseñar una serie esto se vuelve un poco complicado ya que hay que hablar de los desarrollos de trama y personajes de un libro a otro. Así que haré lo siquiente:

  • Una sección en la que daré pensamientos a grandes rasgos
  • Una sección en la que hablaré más a detalle de cada libro.

La primera sección se volverá más ambigua a lo largo de la serie, pero así son las cosas.

A grandes rasgos.

Silver Spoon, como mencioné al principio, es totalmente opuesto al trabajo de Arakawa en Fullmetal Alchemist, pero no por ello es de menor calidad.

Mientras que este manga no tiene como propósito salvar al mundo, los problemas y situaciones en que el protagonista Yuugo Hachiken se ve envuelto están bien redactadas y representadas, y una vez más podemos ver lo brillante que Arakawa es como autora. Es más: creo que su habilidad reluce al doble con este manga ya que demuestra su capacidad de moverse cómodamente entre géneros, y aún así entregar historias de calidad.

En cuanto a arte, mi único señalamiento es que hay varios personajes que parecen haber atravesado portales interdimensionales desde el universo de FMA hasta acá. Por suerte no es como la mala costumbre de Rumiko Takahashi, quien literalmente recicla a sus personajes (personalidad y todo) de una serie a otra (Inuyasha empezó diferente, pero hacia la mitad era demasiado similar a Ranma 1/2, y qué decir de Rinne).

Por otro lado, hay temáticas con las que no estoy de acuerdo pero que no arruinan de ninguna manera mi disfrute del manga, como por ejemplo la idea de que las granjas deben ser sólo eficientes sin tener en cuenta el bienestar del animal.

El volumen 1 de Silver Spoon es muy recomendable, sobre todo si son fans del trabajo previo de Arakawa.

Los detalles. (Algunos Spoilers)

Mostrar spoilers

El volumen 1 de Silver Spoon nos cuenta de los primeros meses del protagonista Yuugo Hachiken en la preparatoria agricultural Oezo.

Hachiken ha decidido abandonar la ciudad y enrolarse en una escuela agricultural con dormitorios por razones aún desconocidas, pero todo parece indicar que estaba exhausto y estresado de tener que ser el mejor académicamente.

Esto lo ha colocado en un ambiente totalmente desconocido: una escuela en la que todo el mundo viene de familias granjeras, excepto él.

Una temática importante en este primer volumen es el propósito o los sueños. Hachiken piensa que su desempeño como estudiante y como persona no tiene valor ya que no tiene una meta por alcanzar, y esto afecta cómo interpreta sus interacciones con otros estudiantes y con las materias que cursa. Invariablemetne lidia con un sentimiento de no-pertenencia.

Al mismo tiempo parece ser incapaz de negarse a ayudar o a hacer favores a otros estudiantes o maestros, incluso cuando no quiere hacerlo. Hachiken es el tipo de persona que va con la corriente, le haga bien o mal.

En Oezo conoce a un amplio elenco de personajes, todos provenientes de familias con granjas o relacionadas de una u otra manera con procesos agriculturales, y a pesar de tener varios complejos personales forma buenas migas con varios de ellos desde el principio.

Me agradó ver cómo crece su relación con personajes como Komaba y Mikage, así como con Aikawa, Tokiwa y Nishikawa.

Los diseños y personalidades de los profesores son excelentes también. El maestro de equitación parece Budda, y hay otro que se encarga de los pollos que parece que tiene pico. El elenco completo realmente tiene personalidades y características bastante bien definidas y que, mientras que podrían considerarse cliché hasta cierto sentido, están bastante bien ejecutadas.

El sentido del humor de Arakawa, con cambios de estilo brusco y metáforas gráficas, se mantiene intacto desde FMA y funciona maravillosamente en una historia con tan pocas cosas en juego (a nivel épico, pues) como lo es Silver Spoon.

Es un manga muy recomendable y que creo que es posible disfrutar mucho, sean o no fanáticos del trabajo anterior de Arakawa.

Mi reseña del volumen 2 en dos semanas.

Gracias por estar.

Silver Spoon Vol 1 en Yen Press