Tab for a Cause y Ecosia: Ayudando desde tu escritorio

Hay dos proyectos en línea de los que soy MUY fan, y que he usado incansablemente los últimos 4 o 5 años.

El primero de ellos es Tab For a Cause.

Esta es una iniciativa en forma de extensión para navegador. Yo la uso en Firefox, pero me parece que también tienen versión para Chrome y Edge.

La forma en que funciona es sencilla: Cada vez que abres una pestaña de tu navegador nueva, te lleva a esta página:

En esta página notarán varios elementos diferentes que llaman la atención. No se veía tan elegante la primera vez que utilicé la extensión esta. En medio, por supuesto, está un reloj digital con la fecha (captura de pantalla tomada la semana pasada).

En la parte inferior hay un anuncio, y en la parte superior derecha hay una cantidad en dólares y un número junto a un corazón.

Cada vez que abres una pestaña nueva, ganas un corazón nuevo y ves un anuncio. Estos anuncios le dan dinero a la organización que hizo Tab For a Cause, Gladly. Lo chingón de este sistema viene ahora:

Cada corazón que adquieres al abrir una pestaña de tu navegador es equivalente a una fracción de un centavo de dólar, pero más importante que eso es un poder de voto. El jueves pasado, por ejemplo, yo tenía 73 corazones. ¿Ven los puntos a la derecha de los corazones?

Esos puntos abren un menú, y entre las opciones de ese menú está “Donate Hearts”, o “Donar corazones”. Si damos click ahí, vemos esta pantalla:

Aquí vemos un listado de caridades que son apoyadas todos los meses por Gladly utilizando el dinero que generan de los anuncios que vemos en las pestañas de nuestro navegador. Uno puede donar los corazones que tiene, en este caso, 73 (o diferentes cantidades) a cualquiera de estas caridades.

Gladly entonces cuenta cuantos corazones obtuvo cada caridad al final del mes y los ennumera de más a menos corazones. Entonces distribuye sus ganancias de todos los meses a todas las caridades dependiendo de cuántos corazones fueron donados por los usuarios.

¿No es eso increíble? Con realizar una actividad que hacemos todos los días (abrir pestañas en Firefox, por ejemplo) y sin abrir nuestra cartera, podemos beneficiar a una cantidad interesante de caridades.

Y si lo que les preocupa es la transparencia, cada cuatro meses publican detalles sobre cómo están utilizando el dinero que generan a partir de los anuncios. Por ejemplo, en el tercer cuatrimestre de 2020, su estado financiero se veía así:

No sé, el sistema me parece brillante, la gente que maneja la organización parece tener un interés genuino en la transparencia y un verdadero interés por ayudar, y como usuario de su extensión no tengo que hacer más que abrir una pestaña y decidir cómo distribuir mis corazones.

Lo recomiendo ampliamente.


Por otro lado está Ecosia.

Ecosia es un buscador que pretende plantar árboles con el dinero generado a partir de anuncios en sus búsquedas. Tiene la ventaja de ser tanto un sitio web (como todos los buscadores) y una extensión que pueden añadir a su navegador para que la búsqueda automática sea por Ecosia. También tienen una aplicación para teléfonos celulares.

Se ve básicamente como Google, pero con menos fanfarria. En la esquina superior derecha está la cantidad de árboles que uno ha plantado como usuario de Ecosia en el navegador actual (creo que necesitan como 5 búsquedas para plantar un árbol o algo así).

Tienen un blog en el que dan noticias ambientales y hablan de sus proyectos de plantación, también tienen un canal de Youtube con actualizaciones sobre sus proyectos, y también comparten sus finanzas con quien quiera verlas. También respetan la privacidad y no andan rastreándote.

Para ver sus proyectos de plantación activos, basta con ir a esta página.

La existencia de proyectos así me llena de emoción y esperanza, y me hace sentir que a pesar de que no puedo hacer mucho, al menos de alguna forma estoy contribuyendo a un cambio y a un movimiento positivo.

Uso ambos proyectos en conjunción y lo he hecho por años, y no ha afectado en nada a mi uso del Internet. Los recomiendo ampliamente.

Saludos y gracias por estar.